Tragedia aérea: Boeing 737-800MAX registra dos accidentes similares en casi 6 meses

La reciente tragedia en Etiopía, donde murieron 157 personas cuando se precipitó una de estas aeronaves, trajo el recuerdo de otro incidente muy similar ocurrido en Indonesia en octubre de 2018.413427413425

A menos de un par de años de la entrada en servicio del Boeing setecientos treinta y siete-800MAX, última y más moderna versión de la honorable familia de los 737, 2 desgracias aéreas en menos de 6 meses abren la polémica.

El primer accidente ocurrió el dos de octubre de 2018. En ese entonces, un setecientos treinta y siete-800MAX de la compañía aérea low cost indonesia Lion Air se precipitó al mar uno minutos tras despegar de Jakarta. El siniestro terminó con la muerte de sus ciento ochenta y nueve ocupantes.

El segundo hecho que se registra ocurrió en Etiopía, un avión Boeing 737 de Ethiopian Airlines con destino a Nairobi se estrelló a primera hora el domingo causando la muerte de los 157 pasajeros y los ocho tripulantes, dijo la aerolínea.

La aeronave siniestrada es del mismo modelo que la que se estrelló durante un vuelo de Lion Air en Indonesia en octubre.

El vuelo del domingo dejó el aeropuerto de Bole en Addis Abeba a las 0538 GMT, antes de perder contacto con la torre de control solo minutos más tarde, a las 0544 GMT.

«El presidente ejecutivo del grupo, Tewolde GebreMariam, que se encuentra en el lugar del accidente, lamenta informar que no hay supervivientes», dijo la aerolínea en una nota de prensa con una foto en la que aparece un hombre que sostiene un trozo del avión siniestrado dentro de un gran cráter.

En una rueda de prensa, GebreMariam informó que en el avión viajaban pasajeros de 33 países.

En el pasaje había 32 kenianos, 18 canadienses, nueve etíopes, ocho italianos, ocho chinos, ocho estadounidenses, siete británicos, siete franceses, seis egipcios, cinco holandeses, cuatro indios, cuatro eslovacos, tres austriacos, tres suecos, tres rusos, dos marroquíes, dos españoles, dos polacos y dos israelíes.

Se trataba del mismo modelo comercial de nueva generación, el Boeing setecientos treinta y siete-800MAX. Ambos tenían menos de 6 meses de antigüedad y cayeron a tierra poco tras despegar.

El aeroplano, operado por Lion Air, fue entregado en el mes de agosto de 2018. El ET-AVJ entró en la flota de Ethiopian Airlines en noviembre.

Se trata de los 2 únicos accidentes fatales registrados en la corta vida del modelo de aeroplano que voló por vez primera en dos mil dieciseis y entró en servicio el dos de mayo de 2017 en un vuelo la compañía aérea malaya Malindo Air, como reportó Flight Global.
Lo que se sabe del primero caso es que se registró un inconveniente en uno de sus motores la noche antes del accidente y una serie de desperfectos en las mediciones de su instrumental en diferentes vuelos.

Ingenieros de Lion Air habían aparentemente sustituido sensores y arreglado el inconveniente. El vuelo despegó en Jakarta con destino Pangkal Pinang y tras unos minutos de dejar tierra la tripulación denunció un inconveniente y solicitó permiso para regresar a Jakarta, tras lo que se cortó la comunicación.
Una investigación del Comité Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSC) de Indonesia concluyó que las numerosas fallas en los medidores de velocidad y ángulo de ataque registradas en vuelos precedentes deberían haber impedido el retorno a operaciones del setecientos treinta y siete-800MAX.
ALPA, el sindicato de pilotos de compañía aérea de U.S.A., denunció que las compañías aéreas y los pilotos no habían sido informados de determinados cambios efectuados por Boeing en sus modelos setecientos treinta y siete-MAX.

Aún no se sabe si el accidente ocurrido en Etiopía está relacionado a este desperfecto, si bien las condiciones son supuestamente afines.

Fuente: Diario26