“Pinceladas Solidarias” tuvo un final feliz y cada ente de bien público se llevó un cuadro

Las “Pinceladas Solidarias” de la edición de Oro del Festival Nacional de la Música del Litoral y del Mercosur, tuvo hoy en el hall central del Posadas Plaza Shopping, un final feliz.
Allí, los cuadros pintados por cinco artistas de la tierra colorada a lo largo de las cinco lunas sobre el escenario Alcibíades Alarcón en pleno Festival entre los artistas y el público fueron recibidos por las cinco entidades de bien público que ahora verán la mejor manera de obtener un saldo positivo con dichas obras y lo recaudado utilizarlo para alguna actividad o necesidad que tenga la entidad a la cual pertenecen.


Así, el primer cuadro sorteado fue el realizado por Grisel Silva, el cual recayó en las manos de la Fundación Creación (La Casita); la segunda obra que fue a sorteo fue la realizada por Juan Carlos Nuñes, la cual quedó para la ONG El Refugio de Animales; ya a tercer turno la pintura realizada por Ailin Majeras quedó para la ONG Voluntades. En tanto, la cuarta obra creada por Bernardo Neumann, fue para la Fundación Tupá Rendá y el quinto y último cuadro el cual estuvo pintado por Alejandra Ciganda fue adquirido tras el sorteo por la ONG Dar a Luz.Vale resaltar que en la ocasión estuvo presente el secretario de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Posadas y Coordinador General del Festival del Litoral 2019, Christian Humada, la directora del Museo Municipal Lucas Braulio Areco, Natalia Maciel, los artistas solidarios Juan Nuñes, Ailin Majeras y Grisel Silva, representantes de las cinco entidades de bien público beneficiadas y público en general. 

Cinco cuadros, cinco ilusiones
Vale recordar que dentro de las innumerables aristas que tuvo la edición 50 del Festival Nacional de la Música del Litoral, hubo una muy particular y que se lleva adelante desde hace tres años. La misma tiene como nombre “Arte Solidario en Vivo” o también conocido también como “Pinceladas Solidarias”.
Así en la primera antorcha del Festival, la artista Ailin Majeras dijo presente con un cuadro de destacada dimensiones de una pareja en pleno baile; luego en la segunda luna, el maestro Bernardo Neumann, recreó un paisaje característico de la tierra colorada en una conjunción única de selva y agua; ya el sábado Grisel Silva, ideó y pintó una escena de la edición 50 del Festival sobre el escenario Mayor; ya en la cuarta antorcha festivalera el dibujante Juan Nuñes recreó para los presentes y para la posterior venta solidaria un Andrés Guacurarí, prócer y héroe misionero y un yaguareté ejemplar en peligro de extinción e ícono de la selva misionera. Mientras que en la jornada Alejandra Ciganda, nos regaló una obra paisajística única de la tierra colorada.