Muerte de cadete en La Rioja: descabezaron a la Policía y echaron al secretario de Seguridad

Así lo decidió el gobernador Sergio Casas, que se mostró indignado por la muerte de Emanuel Garay. La Justicia además ordenó el cierre de la escuela durante 30 días para “ir a fondo” con una investigación judicial.381594

El gobernador de La Rioja, Sergio Casas, descabezó la Policía de la provincia y echaron al secretario de Seguridad de la provincia.

El jefe de la Policía, Luis Páiz, y el secretario de Seguridad, Luis Angulo, fueron removidos de sus cargos por decisión directa de Casas. Además, el mandatario comunicó que instrumentará cambios “en la metodología” de la “formación” de los futuros aspirantes.

En sus cuentas personales de Facebook y Twitter, en las que puso listón negro como imagen de perfil, Casas dijo “tristeza e indignación” ante la muerte del joven y dijo que es una “dolorosa situación” que “enluta a los riojanos”.

Además, las ocho autoridades de la institución policial, que habían recuperado la libertad el pasado viernes, fueron detenidas en la mañana del sábado como consecuencia de la muerte del cadete Garay.

El joven falleció luego de haber permanecido cinco días en terapia intensiva, debido a las secuelas que le provocó un entrenamiento abusivo.

Otros 11 cadetes que fueron sometidos al “baile” también se encontraban hospitalizados por cuadros similares a los de Garay, pero se encuentran fuera de peligro.

En tanto, el fiscal general provincial, Hugo Montivero, señaló que la muerte de Garay provocó una cambio en la carátula del hecho, que pasó de “lesiones graves” a “homicidio”.

Montivero reconoció que anteriormente hubo “episodios parecidos” en la institución, “pero no de esta magnitud, al punto de ser hospitalizados e internados en terapia intensiva”.

Los restos del joven, que lamentablemente no pudo reponerse ante el cuadro de shock que le provocó hacer ejercicios físicos por largas horas a altas temperaturas y sin hidratación, serán sometidos a la autopsia y luego serán velados en la localidad de Portezuelo, departamento Facundo Quiroga.

Tras conocerse la noticia, el Gobierno de La Rioja dispuso la inmediata remoción y posterior arresto de la cúpula de la Escuela de Cadetes de la Policía provincial.

Además, se abrió una investigación interna para determinar la responsabilidad de cada uno de los directivos de la institución.

La medida abarca desde la autoridad de máximo rango del instituto, hasta el instructor a cargo, siguiendo la cadena de mandos que tienen a cargo los alumnos, de entre 19 y 26 años, aspirantes de la policía.

Asimismo, la Secretaria de Seguridad, mediante resolución administrativa, dispuso la intervención de carácter inmediato a través de la Dirección de Asunto Internos, del Instituto de Seguridad, que estará a cargo del comisario René Maldonado.

“La escuela va a cambiar, tiene que cambiar porque esto que ha pasado es grave y amerita una revisión profunda; no sólo de análisis médicos respecto a la salud de los inscriptos, sino también del entrenamiento físico, protocolo áulico y todas las cuestiones”, se comprometió el ministro de Gobierno a cargo, Juan Luna.

Fuente: Diario26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *