Máxima tensión en Chile: tiros, corridas y bombas de estruendo entre manifestantes y carabineros

Agentes no pueden contener las protestas en el primer día de estado de emergencia. Hay más de 130 personas detenidas.

Soldados armados patrullaban las calles de la capital chilena en la mañana del sábado después de que el presidente Sebastián Piñera decretó estado de emergencia, en medio de violentas protestas que se iniciaron por un alza en las tarifas del metro, vital para el transporte en Santiago.

Javier Iturriaga del Campo, el general designado por Piñera para custodiar la capital, dijo en una conferencia de prensa en el palacio presidencial de La Moneda, que sus tropas concentrarían los patrullajes en «las áreas con más conflictos» pero que no se impondría toque de queda por ahora.


Este sábado un policía hizo estallar una bomba lacrimógena ante lo cual la población reaccionó y forzó el retroceso de los uniformados.Una hora después llegaron fuerzas militares armadas en postura amenazante, pero los manifestantes siguen en el lugar.


En Plaza Italia, carros lanza-agua y gases lacrimógenas intentan disolver las manifestaciones, aumentando la tensión con fuerzas militares y el rechazo de la ciudadanía que simplemente, dice, manifiestan su protesta frente a los abusos a cara descubierta con solo una cacerola en la mano.

Fuente: Diario26