Héctor Rojas Decut: “El juego es un impuesto para la gente que más lo necesita y hoy puedo dar fe que es así”

El escribano, como manda su profesión, da fe que en el Instituto Provincial de Loterías y Casinos de Misiones las utilidades se vuelcan para atender demandas sociales “y toda la información está disponible en nuestro sitio web” declaró. Tras cumplir dos años de mandato, el presidente del IPLyC logró cumplir el objetivo de “optimizar los recursos” y ahora su desafío es “darles sustentabilidad a los programas sociales y transmitirles valores a los beneficiados”.


Casi en silencio o al menos en voz muy baja, pero con una dinámica de respuestas que demandan estos tiempos de crisis y de respuestas inmediatas, el escribano Héctor Rojas Decut ya completó sus primeros dos años como presidente del Instituto Provincial de Loterías y Casinos (IPLyC) y puede enumerar muchos logros de su gestión.  “A mediados de diciembre se cumplieron dos años en el cargo, agradecido al doctor Herrera que me confirmó, lo que genera también nuevas expectativas y redoblar esfuerzos para poder acompañarlo”. Es que el ex Escribano General de la gobernación, asumió cuando el primer mandatario provincial era Hugo Passalacqua y ahora fue ratificado en el cargo por Herrera Ahuad, a quien elogió por tener “una capacidad de trabajo admirable y

tratamos de seguirlo. No se toma vacaciones, no se detiene ni los fines de semana. Y a buena hora, sobre todo en estos tiempos difíciles donde hay que solucionar la mayor cantidad de problemas y de asistirle al ciudadano. Y la impronta que nos pidió a todos es la inmediatez en la respuesta”.

El ritmo de trabajo con relación a su anterior función como escribano es distinta, aunque no exenta de muchas responsabilidades. La primera directiva que recibió fue la de optimizar recursos y ayudar en la asistencia social, para que el IPLyC se aleje del concepto único de ente recaudador y de control de juegos de azar, para transformarse en un amplio abanico de programas sociales que asiste a los más necesitados y que, además, sea inclusivo. “Satisfactoriamente hemos optimizado mucho los recursos, prueba de ello son los balances. Nuestra recaudación aumentó un 26% pero con una utilidad que supera el 50%. Eso que quiere decir, que yo aumento mi recaudación, pero sigo bajando costos con lo cual la utilidad es superior incluso por encima de la media de la inflación”, explica un escribano apasionado por los números y cuya bandera es el orden y los procedimientos para realizar las tareas.

Mate de por medio en una oficia austera, sin grandes lujos y de acceso prácticamente sin filtros en el edificio de Félix de Azara a metros de calle Córdoba, Héctor Rojas Decut se muestra con otra soltura cuando enfrenta a los medios, muy diferente a la postura de cuando recién asumió y se enfrentaba a un universo casi desconocido. “Optimizamos los recursos, pero el objetivo no es sólo ganar dinero, sino que esa acción de crear valores económicos sea trasladarlo a la acción social. Yo en algún momento escuche como que el juego es un impuesto para la gente que más lo necesita y hoy puedo dar fe de que es así”. Todas las utilidades son volcadas a diferentes acciones sociales y por ley las distribuimos al ministerio de Salud Pública, Asuntos Guaraníes, Educación, Desarrollo Social o el Sipted”, explicó Decut.

Fuente: Misionesonline