Gobierno ajusta operativo de custodia de Mauricio Macri contra posibles escraches K

La Casa Rosada está en alerta tras el escrache al presidente de la Nación por parte de militantes kirchneristas en Suiza, vestidos con camisetas de Argentina.

El escrache del que fue víctima el presidente argentino Mauricio Macri en Zurich cuando se retiraba de la sede central de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), puso en alerta al entorno presidencial. Sobre todo en esta etapa previa a las Elecciones 2019.

«¿Y si era un terrorista con una camiseta de Argentina y en vez de darle la mano le tiraba?», fue la pregunta planteada, que pese a que a varios podrá haberle parecido exagerada; para otros en cambios está más que justificada.

Como ya sucedió con otros ataques kirchneristas, en las que la seguridad presidencial estuvo en jaque; ahora se pretende evitar situaciones similares.

Las reacciones ante los escraches K son diferentes. Desde el primer día de Gobierno, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, insistió claramente en reforzar la custodia. Y luego de lo sucedido en Zurich, desde su cartera confirmaron que se contactó con la Casa Militar, a cargo de José Luis Yofre; y con Alejandro Cecati, jefe de la custodia, para destacar la importancia de que se cumpla con el protocolo de actuación.

«El vidrio de un auto blindado no se baja», es la idea compartida por los tres. «Se debe seguir estrictamente el protocolo. Los insultos en definitiva terminan en una anécdota, pero Suiza es un país donde es muy extendida la portación de armas… Y en la Argentina, lamentablemente, cualquiera consigue una», sostuvo otra voz del aparato de Seguridad.

«La reacción de Mauricio fue la que tendríamos cualquiera de nosotros sin una evaluación del riesgo, que es justamente lo que determina y prevé el protocolo», agregó, en relación a que en Suiza fue el propio Presidente el que hizo bajar la ventanilla para saludar.
«La custodia puede hacer todos los ajustes, pero el problema es Mauricio. A él le gusta estar cerca de la gente y a veces se corta solo«, manifestó otra fuente cercana al mandatario. Efectivamente, es por eso que en varias ocasiones la custodia insistió para que el Presidente viajara en autos blindados, pero que no estén polarizados, ya que de esa manera, plantearon, puede saludar sin necesidad de bajar el vidrio.

Fuente: Diario26