Cristina Kirchner, citada a declarar por pagos que hizo Aerolíneas a uno de sus hoteles

Los fiscales de la causa van a pedir que se indague a la senadora y ex presidente de la Nación, Cristina Kirchner, por las transferencias hechas al hotel Alto Calafate.331448

Los negocios que hizo oportunamente el Estado Nacional con el hotel Alto Calafate, que es propiedad de la familia Kirchner, llevarán a otro pedido de llamado a indagatoria para la ex presidente de la Nación, Cristina Kirchner, por estar acusada de llevar adelante negociaciones que fueron incompatibles con la función pública que ejercía.

El pedido lo harán efectivo los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques en la causa que investigó nueve contrataciones de Aerolíneas Argentinas en favor del complejo hotelero por una suma de más de $16 millones.

La solicitud también va a incluír a los ex directores de la empresa aeronáutica de bandera, Julio Alak y Mariano Recalde y a los empresarios kirchneristas que administraron el hotel, vale decir Lázaro Báez y Osvaldo Sanfelice.

De acuerdo a los fiscales, hubo allí una organización criminal delictiva con el objetivo de “sustraer fondos públicos” y transferirlos a sociedades “a nombre de allegados a los ex presidentes”. El destino de los fondos, siempre de acuerdo a la acusación en las causas por corrupción contra la actual senadora, era el patrimonio de la familia Kirchner.

Báez y Sanfelice, según la fiscalía, fueron parte muy importante en la maniobra, debido a que de hecho manejaron el hotel “careciendo de experiencia en el rubro” y con dos firmas “pantallas”, se buscó “dar la apariencia que los Kirchner no estaban al tanto de los negocios de la empresa con el Estado”.

Después de que la familia Kirchner adquirió los hoteles Alto Calafate, Las Dunas y La Aldea de El Chaltén epasó la administración y explotación desde 2008 a julio de 2013 a Valle Mitre, que era justamente propiedad de Lázaro Báez.

Posteriormente se dio el manejo a Idea SA, de Sanfelice. Con esas firmas se recibía regularmente “fondos de las empresas contratistas del Estado” y se introducían a la contabilidad de las firmas hoteleras. Todo para que “las ganancias ilícitas llegaran a manos de Néstor, Cristina, Máximo y Florencia Kirchner” con la “apariencia de haber sido obtenidas en forma lícita, es decir, como parte del sistema económico legal”.

El pedido de indagatoria apuntará a los más de siete años en los que Cristina y los entonces funcionarios de Aerolíneas firmaron los contratos con el Alto Calafate “interesadamente y con total desapego a las reglas de transparencia con que debe manejarse el patrimonio público”, indicaron fuentes judiciales.

Fuente. Diario26

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *