Comenzó el rescate del helicóptero de la comitiva presidencial que está varado en la montaña: no tiene combustible ni custodia

El MI-171E está a más de 3000 metros de altura. El operativo comenzó el sábado y si las condiciones son favorables, llegará a Santiago del Estero esta tarde.1527943153805

A más 3000 metros de altura, en un claro en la precordillera catamarqueña, el MI-171E que transportaba el viernes a parte de la comitiva presidencial y tuvo que hacer un aterrizaje preventivo espera a la tripulación que este lunes intentará bajarlo y llevarlo hasta Santiago del Estero.

El sábado, el helicóptero presidencial Black Hawk 1 rescató a los 13 tripulantes que habían tenido que pasar la noche en la montaña: 7 miembros de la comitiva que acompañaba al presidente Mauricio Macri en su visita al Norte argentino, y 6 tripulantes de la aeronave. Sin embargo, tras la evacuación, el incidente no concluyó: ahora la Fuerza Aérea debe recuperar el helicóptero MI-171E, que tiene un valor aproximado de 6 millones de dólares, que quedó a más de 3000 metros de altura en la posición S 27°24’55” W 066°07’53”, muy cerca de la localidad catamarqueña de Andalgalá.

Según explicaron a Infobae fuentes de la Fuerza Aérea -propietaria del helicóptero-, el operativo para bajarlo comenzó el mismo sábado, cuando un avión Hércules viajó a Mendoza para ir buscar y transportar luego a Catamarca a dos helicópteros Lama, que son los que cargarán hasta el lugar el combustible necesario para el descenso. El aparato está sin custodia, pues la zona en la que se encuentra es prácticamente inaccesible y, aseguran las autoridades, no existe riesgo de que alguna persona pueda acceder a él.

El MI-171E no tiene combustible, pues utilizó lo que le quedaba para mantener encendido el motor que proveía energía al sistema de calefacción eléctrico durante la noche del viernes y la madrugada del sábado. Para operar un descenso seguro, el aparato necesita unos 1.200 litros de combustible. Esa cantidad debe ser trasladada por los helicópteros Lama hasta el lugar en barriles de 200 litros, que se transportan colgando de cables de acero. También hay que llevar hasta el lugar una bomba de trasvase, para bombear el combustible de los tambores al helicóptero.

En estos momentos, en Andalgalá ya se encuentra un camión cisterna de YPF, que llevó 5000 litros de combustible: es el necesario para que operen los dos Lama, los 1200 litros que necesita el MI-171E para bajar y, una vez que llegue hasta Andalgalá, cargará más combustible para poder llegar hasta Santiago del Estero, el destino final.

Un vez que el personal técnico cargue el combustible en el MI-171E en la montaña, el helicóptero presidencial Black Hawk 1 llevará a la tripulación encargada de pilotearlo en el descenso. Si las condiciones meteorológicas son favorables, a las 15 el MI-171E estará arribando a Santiago.

El MI-171E fue comprado nuevo en 2010 y a pesar de tener ya 8 años de antigüedad, sólo tuvo unas 300 horas anuales de vuelo, una cantidad relativamente baja. Se trata de una máquina que puede transportar 5000 kg de carga, y si bien se lo compró para el abastecimiento en la Antártida (en verano, tiene la misión de bajar la carga del Irizar a la base Belgrano), fuera de la campaña antártica la Fuerza Aérea se lo utiliza para diversas tareas en todo el país.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *