Chimoré, el refugio de Evo Morales y el vicepresidente tras su renuncia

Tras su dimisión, Morales se dirigió a la Provincia de José Carrasco, en el Departamento de Cochabamba, su principal bastión electoral.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, renunció a su cargo luego de más de una semana de protestas y manifestaciones, tras las denuncias de un sector de la población por un presunto fraude electoral, y cuando las fuerzas armadas de ese país reclamaron su dimisión, lo que lo dejó sin apoyo para continuar al frente del gobierno del país del altiplano.

Una vez conocida la noticia, las cadenas de televisión de Bolivia mostraron imágenes del avión presidencial despegando desde el aeropuerto de El Alto, y poco después se supo que el destino del mandatario fue la ciudad de Chimoré, en la Provincia de José Carrasco, en el Departamento de Cochabamba, su principal bastión electoral.

En las últimas horas Morales, asediado por las protestas en su contra y la ola de motines policiales, ya había viajado al municipio de Chimoré, en el Trópico de Cochabamba, al que vuelve menos de un día después tras el comunicado dado a conocer por el alto mando.

En tanto continúan las manifestaciones este domingo en las calles del país, a pesar de de la convocatoria que Morales realizó para nuevas elecciones tras un informe de la OEA que reveló «irregularidades» en los comicios de octubre.

Evo Morales sufrió las renuncias de gran parte de su gabinete, de la presidenta del Tribunal Supremo electoral, Maria Eugenia Choque, quién afirmó estar dispuesta a someterse a las investigaciones correspondientes para demostrar su inocencia ante las acusaciones de fraude, y la de Mariana Prado, ministra de Planificación, que dimitió y pidió »pacificar el país».

Pero el golpe más duro para Evo, fueron las declaraciones de Williams Kaliman, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, quién sugirió al presidente que renuncie a su cargo.

Tras el pronunciamiento de las Fuerzas Armadas, Morales decidió presentar la renuncia y refugiarse en Chimoré.

Fuente: Diario26