Caso Achingo: de los detenidos, dos estarían más complicados por el brutal asesinato del sindicalista

De los 11 jóvenes -de entre 21 y 30 años- detenidos en el marco de la investigación quedan cinco alojados en dependencias policiales como sospechosos de tener alguna participación en el brutal asesinato del secretario general adjunto del Centro de Empleados de Comercio de Posadas, Pablo Sabino Achingo (58), ocurrido en la noche del martes 6 y madrugada del miércoles 7. Los cinco serán imputados por “Homicidio en ocasión de Robo”. En alguno se agravará por la alevosía. Los investigadores fueron cerrando el círculo en torno a la historia criminal del caso cuyo desenlace fatal tuvo como principal escenario la casa allanada en la tarde del viernes, en inmediaciones de las avenidas Santa Cruz y General San Martín, de Posadas.

auto incendiado

Hasta allí se cree que el dirigente gremial fue llevado engañado por una presunta “entregadora” y luego de resistirse al robo de su celular y un costoso reloj le asestaron un fuerte golpe en la cabeza con un palo que habitualmente se utiliza para probar el estado de los neumáticos de los camiones. Al suponerlo ya sin vida, el grupo decidió llevar su cuerpo a otro sector de la ciudad mientras trasladaban el auto de la víctima en la zona del Acceso Oeste, cerca del puente sobre el arroyo Mártires, continuación avenida Chacabuco.8

Con el propósito de borrar prueba alguna no tuvieron mejor idea que prenderle fuego al vehículo -un Volkswagen Suran- dejándolo en llamas en ese lugar. Donde horas más tarde los policías solo hallaron, rastros posiblemente de sangre, papeles chamuscados y algún que otro elemento que fueron incorporados como material a peritar.

En tanto, el grupo que dejó a Achingo tirado en las calles internas de la chacra 130, del barrio Santa Rita, intentaron llevar a cabo una tarea similar. Quemaron el cuerpo del sindicalista quien finalmente murió como consecuencia de la inhalación del humo, según se desprende del resultado de la autopsia forense.

En los procedimientos encabezados por el titular del Juzgado de Instrucción Nº 1, Marcelo Cardozo, participaron efectivos de las Unidades Regionales I y X con sus distintas dependencias, además del cuerpo de profesionales de la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas. Se logró la detención de Marcelo O. (30), Yonathan H. (25), Enzo O. (20), Pedro R. (23), Elio O. (24), Florencia L. (22), Margarita S. (21), Lucas R.(23), Daniel R. (24), Charly M. (26) y Héctor O. (30), todos con frondoso prontuario delictivo.

El hilo conductor para llegar a desenredar la compleja madeja delictiva fue el testimonio que habría aportado una mujer, conocida como “Cami”.

De acuerdo con la cronología de los hechos, Achingo salió de su casa para jugar al fútbol, estuvo en un club deportivo de Villa Urquiza, Luego llevó a un amigo, de profesión médico, hasta la puerta de su casa. Es la última persona de su círculo de amigos que lo ve con vida. Los investigadores luego ubican al dirigente gremial en otro lugar de la ciudad. En la avenida Uruguay habría tomado contacto con dos mujeres, una de ellas la tal “Camila”· Con ella y otro joven asiste a un albergue transitorio y posteriormente se traladan hasta la casa precaria de la avenida Santa Cruz y San Martín. Ahí comenzó el horror.

Bajo los efectos de algún estupefaciente, intentaron robarle. Al resistirse, lo golpean, lo torturan y tras el golpe en la cabeza trasladan su cuerpo hasta el barrio Santa Rita. En la madrugada los vecinos escuchan ruidos y los insistentes ladridos de los perros pero no se animan a salir por temor a la inseguridad. Con las primeras luces del alba, un estudiante que pasa por el lugar divisa un cuerpo tirado en la calle. Rápidamente regresa y comenta la novedad a la madre. Luego llaman al sistema 911.

Con el correr de las horas, los pesquisas avanzaron en la investigación y pudieron conectar los hechos cronológicamente y establecer la forma en que sucedió el ataque que derivó en la muerte de Achingo. Además de determinar el uso de vehículos -2- y su posterior secuestro así como de otros elementos usados para el traslado del cuerpo, como cables, sábanas y toallas que fueron a peritaje.

De los detenidos, dos aparecen como más complicados. Camila L. (22) (quien se ocupaba de captar a las victimas), Elio Romualdo O. (28) (habría sido quien golpeó en la cabeza a Achingo y manejó el vehículo que trasladó el cuerpo). A ambos llevarán al Juzgado este martes para declarar.

Fuente: Noticiasdel6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *