Bolivia: Para líderes opositores no hubo golpe, sino una “primavera democrática”

Los líderes opositores de Bolivia Carlos Mesa y Luis Camacho negaron que el presidente Evo Morales haya sido víctima de un golpe de estado y advirtieron que la renuncia del mandatario fue derivación de una “primavera democrática” contra el fraude electoral.

“El señor Evo Morales se ha ocupado de las últimas horas de afirmar que en Bolivia se ha producido un golpe de estado; lo desmentimos categóricamente”, dijo Mesa en una conferencia de prensa en la tarde de este lunes, quien fue derrotado por Morales en las elecciones del 20 de octubre, consideradas irregulares por la oposición.

“Es inaceptable que se interprete que ha habido un golpe de estado, lo que sucedió fue una acción popular, democrática, que rechazó la intención de Morales de ir adecuándose pero sin moverse ni un milímetro de una posición autoritaria”, opinó.

Para Mesa, “el autor del fraude fue Morales y estableció dos cosas claras: le dio la espalda al pueblo en 2016 (cuando un referendo dijo que «no» a la posibilidad de reelección del presidente) y en 2019”.

“El señor Evo Morales se ha ocupado de las últimas horas de afirmar que en Bolivia se ha producido un golpe de estado; lo desmentimos categóricamente”, dijo Mesa en una conferencia de prensa en la tarde de este lunes, quien fue derrotado por Morales en las elecciones del 20 de octubre, consideradas irregulares por la oposición.

“Es inaceptable que se interprete que ha habido un golpe de estado, lo que sucedió fue una acción popular, democrática, que rechazó la intención de Morales de ir adecuándose pero sin moverse ni un milímetro de una posición autoritaria”, opinó.

Para Mesa, “el autor del fraude fue Morales y estableció dos cosas claras: le dio la espalda al pueblo en 2016 (cuando un referendo dijo que «no» a la posibilidad de reelección del presidente) y en 2019”.

«No tumbamos gobiernos, liberamos un pueblo en fe”, indicó en un video que publicó en su cuenta de Twitter.

En la carta de renuncia que envió al parlamento este lunes, Morales denunció que actuó forzado por un “golpe de estado político, cívico y policial”.

Pero Camacho, jefe del Comité Cívico de Santa Cruz, rechazó la idea y apuntó que “este gobierno renunció sin una bala por parte del pueblo”.