Balance electoral 2019: la oposición ganó 9 gobernaciones y Cambiemos sólo triunfó en Jujuy

El oficialismo aún puede triunfar en Capital Federal, Buenos Aires y Mendoza, mientras el peronismo tiene muchas posibilidades en Chaco, Formosa, La Rioja, Salta, Santa Cruz y San Luis, entre otras provincias.
Hasta ahora, las elecciones provinciales tienen una exacta lógica política: triunfan los gobernadores que reeligen o vence el candidato que pertenece al partido hegemónico. Sucedió con Juan Schiaretti en Córdoba (PJ), Gerardo Morales en Jujuy (UCR) y Omar Gutiérrez en Neuquen (MPN), por citar tres casos paradigmáticos. Pero esta lógica política implosionará cuando se vote en las elecciones presidenciales, donde casi todo se reducirá al enfrentamiento que protagonizaran Mauricio Macri y Alberto Fernández.

En sus distintas variables, el peronismo mantuvo sus gobernaciones en Córdoba, Chubut, Entre Ríos, La Pampa, San Juan y Tucumán. Aunque al momento de computar su influencia en los comicios presidenciales, es necesario distinguir sus pertenencias internas y sus alineamientos políticos.

Schiaretti, el gobernador cordobés, es una pieza clave en Alternativa Federal y apoyará la candidatura de Juan Manuel Urtubey, su colega salteño. Schiaretti no comparte la perspectiva política de la fórmula Fernández-Fernández, y en caso de balotaje apoyará la reelección de Macri.

Fuente: Infobae