Alberto Fernández evitó responder tras dichos de Rabbani: “No tengo nada que hablar”

El presidente evitó pronunciarse acerca de las declaraciones que realizó el presunto autor intelectual del atentado contra la AMIA y afirmó que no tiene «nada que hablar» sobre los dichos del dirigente persa.

El presidente Alberto Fernández evitó pronunciarse acerca de las declaraciones que realizó el presunto autor intelectual del atentado contra la AMIA, el iraní Mohsen Rabbani, y afirmó que no tiene «nada que hablar» sobre los dichos del dirigente persa.

«No tengo nada que hablar«, se limitó a decir el mandatario al ser consultado sobre las palabras del ex agregado cultural de la República Islámica de Irán en la Argentina, quien está acusado de haber planeado el ataque extremista del 18 de julio de 1994.

De esta manera, el jefe de Estado evitó hacer declaraciones respecto al tema antes de ingresar al Centro Cultural Kirchner, en donde participó de una capacitación en la temática de género y la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

El clérigo iraní consideró que al fiscal de la Unidad AMIA «lo mataron para que nadie se pudiera enterar de que tenía las manos vacías, porque a él le pagaba muchísima gente».

Asimismo, Rabbani afirmó que «es lamentable que se mantengan las acusaciones» en su contra respecto a su presunto rol como autor intelectual del ataque terrorista que se cobró las vidas de 85 personas y remarcó que son «puras mentiras».

«Irán no tiene nada que ver con tema de AMIA. Es un tema que los que lo hicieron… ellos mismos lo están manejando, porque no dejan aclarar, que la gente conozca la realidad. Cuando Nisman quiere ir a la asamblea nacional argentina y todos están esperando, a la noche dicen que ha fallecido. ¿Quién lo mató?», añadió.

Finalmente, el exdiplomático islámico destacó la firma del Memorándum de Entendimiento entre la Argentina e Irán, que rubricaron en 2013 los cancilleres de ambos países, Héctor Timerman y Ali Akbar Salehi, durante una reunión en la ciudad etíope de Addis Abeba: «El Gobierno de Cristina (Kirchner) quería resolver (el caso AMIA) y no lo dejaron».

Mohsen Rabbani se desempeñaba como agregado cultural de la Embajada de la República Islámica de Irán en Buenos Aires al momento del ataque terrorista contra la AMIA y está acusado de ser el autor intelectual del atentado que mató a 85 personas.

«Homicidio calificado, doblemente agravado (por haber sido cometido por odio racial o religioso y por ser un medio idóneo para causar un peligro común) en perjuicio de 85 víctimas fatales, en concurso ideal con lesiones leves y lesiones graves calificadas, en forma reiterada y daños múltiples agravados por haber sido cometidos por odio racial o religioso», es la acusación que pesa sobre el iraní.

Fuente: Diario26