Un posadeño desocupado es el ganador de la Quiniela Poceada Misionera

El lunes 14 fue un día de mucha suerte para Fabricio que, según él mismo contó, se encontraba apesadumbrado porque hace unos meses se había quedado sin trabajo. Todos los días acostumbraba a jugar a la Quiniela y a la Poceada Misionera pero el lunes salió de casa temprano para ver “si encontraba algo para hacer y para ir tirando”, y no tuvo en cuenta el paso de vendedor de la Agencia N° 238, en la Zona Sur de la capital provincial.

22 Sigue leyendo